Detrás de todo cómic hay mucho trabajo no siempre visible. Por eso, aquí comparto los pasos que seguí cuando hice el cómic “Nanotecnología y agricultura” y algunas reflexiones sobre el mismo. Espero que os guste y que sea de utilidad…

Todo cómic empieza con una idea a desarrollar, en este caso la obtuve de un artículo científico que comentaba un campo de investigación con perspectivas de futuro muy interesante: aplicar la nanotecnología a la agricultura con la idea de reducir algunos problemas ambientales. Al leerlo en profundidad, desgrané algunas de las ideas más importantes e hice un guión de lo que podría ser el cómic. Escribí un artículo de divulgación sobre eso y el texto lo plasmé en forma de viñetas. Aquí algunos de los bocetos e ideas

 

Con todo esto ya desarrollado, lo dibujé en formato A3 y lo entinté y lo escaneé para hacerle un tratamiento con Photoshop.

Lo primero que hice fue ajustarle los niveles de blanco y negro y eliminar los fondos. Después le añadí color y por último, la rotulación.

 

El resultado final es este: Fue uno de los primeros cómics que hice y aunque me gustó mucho como se quedaron los colores, el guión deja bastante que desear. Realmente, no es un guión de cómic sino una trasposición del texto del artículo de divulgación científica que escribí sobre el artículo científico. Esto pasa cuando primero se ha hecho el texto en otro formato (artículo de divulgación en este caso) antes que el guión específico adaptado al cómic.

Para leer el artículo, pincha en el siguiente ENLACE.