14) Divulgación: Banco de suelos vivos

El suelo es un recurso limitado y esencial para la vida de nuestro planeta. Por desgracia, cada vez está más amenazado por la contaminación, la desertificación o el cambio climático, entre otras cosas. Con la idea de conservar su diversidad, existen repositorios de suelos aunque solo conservan sus propiedades fisicoquímicas y no las biológicas. Algunas de ellas como su variabilidad genética son esenciales para descifrar la importancia de la interacción suelo-planta-microorganismo-medio ambiente, de gran importancia para la salud biológica del suelo. Ya hay investigadores que están proponiendo ideas para conservar estas propiedades biológicas, aunque no es tarea fácil. Es todo un reto científico que habrá que resolver en un futuro cercano.

La fuente:

Daniel K. Manter , Jorge A. Delgado, Harvey D. Blackburn, Daren Harmel, Adalberto A. Pérez de León, C. Wayne Honeycutt (2017). Why we need a National Living Soil Repository. PNAS, vol. 114, 52, 13587–13590. DOI: 10.1073/pnas.1720262115

13) Divulgación: El aire de las ciudades nos está matando…

El aire de las ciudades nos está matando ya que cada vez está más contaminado. Somos cada vez más y con más coches. Las partículas en suspensión (PM) que se generan por la combustión de los combustibles fósiles afectan gravemente a nuestra salud, llegando directamente a nuestro torrente sanguíneo una vez que las inhalamos. En un trabajo reciente, se ha demostrado que existe una relación entre las emisiones de PM10 (menores de 10 micras) y de PM2,5 (menores de 2,5 micras) y las muertes relacionadas con enfermedades cardiovasculares y respiratorias a corto plazo. Cosa que algunos políticos no terminan de ver…

La fuente:

C. Liu, R. Chen, F. Sera, A.M. Vicedo‑Cabrera, Y. Guo, S. Tong, M.S.Z.S. Coelho, P.H.N. Saldiva, E. Lavigne, P. Matus, N. Valdes Ortega, S. Osorio Garcia, M. Pascal, M. Stafoggia, M. Scortichini, M. Hashizume, Y. Honda, M. Hurtado‑Díaz, J. Cruz, B. Nunes, J.P. Teixeira, H. Kim, A. Tobias, C. Íñiguez, B. Forsberg, C. Åström, M.S. Ragettli, Y.-L. Guo, B.-Y. Chen, M.L. Bell, C.Y. Wright, N. Scovronick, R.M. Garland, A. Milojevic, J. Kyselý, A. Urban, H. Orru, E. Indermitte, J.J.K. Jaakkola, N.R.I. Ryti, K. Katsouyanni, A. Analitis, A. Zanobetti, J. Schwartz, J. Chen, T. Wu, A. Cohen, A. Gasparrini, and H. Kan. Ambient Particulate Air Pollution and Daily Mortality in 652 Cities. The New England Journal of Medicine. DOI: 10.1056/NEJMoa1817364

Las noticias:

  • Ayuso niega que la contaminación cueste vidas: “Nadie ha muerto de esto” (https://elpais.com/ccaa/2020/01/01/madrid/1577882557_684710.html)
  • Un estudio internacional confirma la relación entre la contaminación urbana y el riesgo de mortalidad (https://www.csic.es/es/actualidad-del-csic/un-estudio-internacional-confirma-la-relacion-entre-la-contaminacion-urbana-y-el)

12) Divulgación: El ganado y el cambio climático

Cómic sobre el ganado y el cambio climático

La ganadería emite grandes cantidades de gases de efecto invernadero. Los rumiantes generan metano como subproducto de la fermentación entérica, y por eso existe el mito de que son causantes del calentamiento global . Pero no es del todo correcto ya que este metano es parte del ciclo natural del carbono. Incluso un manejo adecuado del ganado puede mitigar el cambio climático.

Cómic publicado en el Número 38 de la Revista Agricultura Ecológica (disponible en: https://www.agroecologia.net/revista-ae/ultimo-numero/)

Fuentes:

  • Are cattle in the U.S. causing an increase in global warming?, por Alan Rotz y Alex Hristov. Disponible en: https://www.agweb.com/article/are-cattle-us-causing-increase-global-warming
  • Agustin del Prado – Hausnarkari eta klima aldaketa / Rumiantes y cambio climát ¿Ángeles o demonios?, Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=GcYgRDZp-pA&t=182s

11) Divulgación: Las mujeres que faltan en la Luna

Las mujeres que faltan en la Luna Las mujeres que faltan en la Luna

 

A lo largo de su historia, la Luna ha recibido numerosas colisiones con otros objetos que en muchas ocasiones han dejado huella en forma de cráter. Desde los inicios de la astronomía, el ser humano se ha visto reflejado en la Luna, que la ha mirado de forma fascinada. Desde que se empezara a poner nombres a los accidentes geográficos de su cara visible, de un total de 1594 personas agraciadas con un nombre de un cráter en la Luna, solo 31 corresponden a mujeres. Y no es que las féminas no hayan participado en la aventura científica de la astronomía, sino que las circunstancias y la sociedad les ha proporcionado un reconocimiento desigual. Hoy en día los criterios de nomenclatura de cráteres en asteroides y otros planetas han cambiado, dándole más protagonismo. Incluso tienen un planeta solo para ellas, Venus. De todas formas, todavía hay muchos cráteres en la Luna para revertir esta situación. Se estima que hay más de 300.000 cráteres lunares de 1 km de diámetro, que es el mínimo que se puede observar con un simple microscopio.

La fuente:

Las mujeres de la Luna, de Daniel Roberto Altschuler y Fernando J. Ballesteros. Editorial Next Door Publishers, segunda edición (2017), ISBN: 978-84-949245-8-3

10) Divulgación: Pimientos con compost, pues mejor

Compost y pimientosEl pimiento es una de las hortalizas que más se cultiva en el mundo. Además de su interés gastronómico, posee un elevado contenido de antioxidantes. Estas moléculas regulan el oxígeno reactivo dentro de las células reduciendo su efecto perjudicial. ¿Cómo podríamos cultivarlos de forma más sostenible? Unos científicos han reciclado un residuo orgánico transformándolo en compost. Cultivaron pimientos con diferentes dosis de compost para averiguar la más adecuada. Consiguieron producir más pimientos en menos tiempo y con mayor contenido vitamina C gastando menos fertilizantes.

Para más información, visitar el siguiente enlace:
Germán Tortosa, Salvador González-Gordo, Carmelo Ruiz, Eulogio J. Bedmar and José M. Palma. 2018. “Alperujo” Compost Improves the Ascorbate (Vitamin C) Content in Pepper (Capsicum annuum L.) Fruits and Influences Their Oxidative Metabolism. Agronomy 2018, 8(6), 82; https://doi.org/10.3390/agronomy8060082