Alianza de científicos por el clima

Alianza de científicos por el clima

La crisis climática llegó y con ella sus consecuencias para la vida en nuestro planeta. Una alianza internacional de científicos propone importantes cambios para mitigar su efecto actuando sobre seis bloques:

  1. Energía. Propiciar las fuentes renovables, aumentar el stock de carbono en el suelo, así como su captura de la atmósfera.
  2. Contaminantes. Reducir sus emisiones.
  3. Naturaleza. Proteger los ecosistemas y su biodiversidad
  4. Alimentación. Comer menos carne y reducir el desperdicio alimentario.
  5. Economía. Redistribuir la riqueza y mejorar el bienestar de las personas
  6. Población. Estabilizar su crecimiento e alcanzar la igualdad de derechos, en especial para las niñas y mujeres jóvenes.

Necesitamos medidas profundas y valientes en lo político y en lo económico, y los científicos están deseosos de ayudar a los gobernantes a hacerlo.

Cómic publicado en el número 48 de la revista Agricultura Ecológica (https://revista-ae.es/)

Bibliografía:

  •  Ripple et al. 2020. World Scientists’ Warning of a Climate Emergency. BioScience, 70, 1, 8-11. doi:10.1093/biosci/biz088.

Come legumbres y mitiga el cambio climático

La humanidad se enfrenta a uno de los retos más importantes de su historia: el incremento de la población mundial. La agricultura jugará un papel esencial para resolverlo pero por desgracia el cambio climático amenaza su desarrollo a corto y medio plazo. En parte se debe a la emisión de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O). Los ecosistemas agroforestales son verdaderos reguladores del clima a escala local y global, y actúan como fuente y sumidero en la emisión de estos gases. A pesar de que el nitrógeno es uno de los elementos más abundantes en la atmósfera, está en una forma poco disponible (N2). Por eso se aplica como fertilizante en la agricultura aunque su uso excesivo altera el ciclo del nitrógeno del suelo generando grandes emisiones de N2O. Para evitar este problema, podemos usar una alternativa biológica a los fertilizantes. La leguminosas forman una simbiosis beneficiosa con las bacterias del suelo, las cuales pueden convertir el nitrógeno atmosférico en nitrógeno asimilable para las plantas. Este proceso se conoce como la fijación de nitrógeno.

Por eso cultivar leguminosas es muy bueno para el suelo y el medio ambiente. Además, las legumbres son un superalimento y están muy ricas. ¿A qué esperas para comerlas?

Banco de suelos vivos

El suelo es un recurso limitado, imprescindible  para mantener los ecosistemas y la vida en nuestro planeta. Es el mayor reservorio de biodiversidad de nuestro planeta.  Por este motivo, algunos científicos ya están proponiendo ideas para crear bancos institucionales para el almacenar y conservar sus propiedades biológicas.

Cómic publicado en el número 40 de AE, revista agroecológia de divulgación (https://www.agroecologia.net/revista-ae/ultimo-numero/)

La fuente:

  • Daniel K. Manter, Jorge A. Delgado, Harvey D. Blackburn, Daren Harmel, Adalberto A. Pérez de León, and C. Wayne Honeycutt. (2017). Why we need a National Living Soil Repository. PNAS, vol. 114, no. 52, 13587–13590. http//:www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1720262115