07) Divulgación: La caca de Paloma y la contaminación

Caca de paloma y la contaminación

Desde hace años, los científicos aplican métodos para conocer la presencia de contaminantes en el medio ambiente. Uno de ellos son los seres vivos que estén en contacto con la actividad humana. Un ejemplo lo encontramos en las palomas comunes (Columba livia). El análisis de sus excrementos es un método no invasivo que permite saber la presencia de contaminantes como los compuestos organoclorados o incluso el DDT, un insecticida prohibido. Un estudio ha analizado cerca de 100 muestras de cacas de paloma procedentes de zonas rurales, urbanas y suburbanas. Han detectado una relación directa entre la actividad agrícola y la presencia de pesticidas.

La Fuente:

M. Joshi, P.P. Bakre, P. Bhatnagar (2013). Avian guano: A non-destructive biomonitoring tool for organic pollutants in environment Ecological Indicator DOI: 10.1016/j.ecolind.2012.07.007

06) Divulgación: Contaminantes en el pelo

Contaminantes en el pelo

El pelo tiene una estructura rica en queratina, muy resistente, que protege la piel del ambiente. También tiene un uso estético. Hay muchos tipos y colores: liso, rizado, negro, castaño, pelirrojo… Absorbe gran cantidad de agua, y también algunos contaminantes como los compuestos organoclorados persistentes (PCBs). Mediante cromatografía de gases, los científicos pueden saber si una persona estuvo expuesta a altas cantidades de dichos contaminantes, incluso si esto ocurrió hace más de 40 años.

La fuente:

Persistent organochlorine contaminants in hair samples of Northern Poland population, 1968–2009. Bartosz Wielgomas, Wojciech Czarnowski, Eugene H.J.M. Jansen. Chemosphere 89 (2012) 975–981. http://dx.doi.org/10.1016/j.chemosphere.2012.06.056

05) Divulgación: Desertificación en Etiopía

Sobre 1860, el emperador Teodoro II de Abisinia (actual Etiopía) propone una alianza al Imperio Británico en contra del Otomano. No aceptaron y Teodoro II se irritó mucho. En represalia, decide tomar como prisioneros a varios misioneros, la mayoría británicos.  La Reina Victoria I decide mandar una operación militar para rescatarlos, la llamada “expedición Abisinia”. Cerca de 32000 militares británicos recorren Abisina hasta llegar a Magdala, donde está la fortaleza de Teodoro II y están recluidos los prisioneros. Durante el trayecto, uno de los militares toma fotografías del camino y de los paisajes. 140 años después, investigadores de universidades de Bélgica, Reino Unido y Etiopía encuentran las fotografías y deciden rehacer el camino y tomarlas de nuevo. Más de 13 paisajes se comparan para estudiar la evolución del paisaje. En la mayoría de ellas hay un incremento notable de vegetación, lo que desmiente la hipótesis de que es irreversible la degradación del suelo en zonas semiáridas.

La fuente:

La Fuente: Desertification? Northern Ethiopia re-photographed after 140 years. Jan Nyssen, Mitiku Haile, Jozef Naudts, Neil Munro, Jean Poesen, Jan Moeyersons, Amaury Frankl, Jozef Deckers, Richard Pankhurst. Science of the Total Environment, 407 (2009) 2749 – 2755

04) Divulgación: Contaminación difusa en el río Támesis

Los fertilizantes son necesarios para la agricultura, aunque mal utilizados pueden generar contaminación ambiental. En Inglaterra, llevan analizando desde hace 100 años la calidad del agua del río Támesis a su paso por Londres. Han visto que a partir de 1970, hubo un incremento importante de los nitratos en el agua. Esto se debe, según los autores, a la contaminación difusa producida por el uso (y abuso) de los fertilizantes minerales después de la Segunda Guerra Mundial.

La fuente:

Nitrate concentrations and fluxes in the River Thames over 140 years (1868–2008): are increases irreversible? N. J. K. Howden, T. P. Burt, F. Worrall, M. J. Whelan and M. Bieroza. Hydrol. Process. 24, 2657–2662 (2010). DOI: 10.1002/hyp.7835

 

03) Divulgación: Drogas en el agua potable

 

Las drogas son sustancias que producen un efecto estimulante, deprimente, narcótico o alucinógeno. Pueden ser duras (muy adictivas) o blandas (poco adictivas). Muchas están permitidas y otras son ilegales, sobre todo las primeras. El hombre las utiliza con fines lúdicos, religiosos, espirituales, medicinales, etc. desde antiguo. Según la ONU, el consumo de drogas mundial sigue incrementándose… Los científicos empiezan ya a detectarlas incluso en el agua potable de nuestros hogares. Eso si, a concentraciones muy pequeñas.

 

Fuente:

M. Rosa Boleda, Maria Huerta-Fontela, Francesc Ventura, M. Teresa Galceran. Evaluation of the presence of drugs of abuse in tap waters. Chemosphere 84 (2011) 1601–1607.